Conoce la astenia: un síntoma de nuestro tiempo

La astenia se define como falta de vigor o fuerza que se expresa a través del sistema nervioso como del sistema muscular. Es un término considerado por los especialistas como difícil y complejo. Recurrimos al Médico Internista José Antonio Parejo para que nos devele su significado, síntoma y abordaje terapéutico

Un motivo reiterado de consulta en medicina interna es la sensación de cansancio no asociado al esfuerzo físico, con estado de adinamia (falta de fuerza para realizar actividad física), falta de concentración y olvido fácil que conlleva problemas al individuo tanto en lo laboral como en su vida personal.

Cuando tratamos de definir astenia la catalogamos como falta de vigor o fuerza. Es un término difícil y complejo, que abarca simultáneamente lo físico (sensaciones vagas) y lo psíquico de forma conjunta. Tiene carácter subjetivo, porque su apreciación varia de una persona a otra: la definen, toleran y soportan de acuerdo a su propia concepción. La astenia se expresa tanto a través del sistema nervioso, como del sistema muscular.

Podemos definir fatiga como el cansancio que se produce después de un esfuerzo físico. Mientras que en la astenia se produce la misma sensación, pero sin una actividad que la justifique.

La astenia como síntoma puede llegar a representar el motivo de consulta principal en cerca del 30% de casos de atención médica ambulatoria.

En estudios realizados en Estados Unidos, basados en comunidades, se estableció que la prevalencia del síndrome de fatiga crónica puede llegar hasta 267 casos por cada 100.000 habitantes. Este síndrome de etiología desconocida, se caracteriza por la presencia de fatiga (física y mental) intensa, debilitante y grave, que persiste seis meses o más, tiene un carácter oscilante y sin causa aparente específica. Interfiere con las actividades habituales, no disminuye con el reposo, empeora con el ejercicio y se asocia a manifestaciones sistémicas generales, tanto físicas como neuropsicológicas. Predomina en mujeres, con una relación hombre/mujer de 3:1, con un rango etario entre 25 y 45 años.

Podemos establecer tres componentes en la astenia:

  1. Falta de vigor y necesidad descanso ante tareas que previamente no la producían.
  2. Debilidad o sensación de dificultad para iniciar y completar una actividad.
  3. Fatiga mental: pérdida de memoria, labilidad emocional asociada a falta de concentración.

Para un adecuado enfoque de esta patología es fundamental realizar una historia clínica minuciosa. No hay que menospreciar el cansancio que motiva la consulta.

Artículo elaborado por:

Dr. José Antonio Parejo

Médico Internista

Expresidente de la Sociedad de Medicina Interna

Publicado en el boletín #12/2014. Medicina Interna, Astenia un síntoma frecuente

 

 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.